Logo-principal72x

De cero a jubilarme con 47 años: cómo conseguí vivir de las inversiones inmobiliarias

vivir de las inversiones inmobiliarias

¿Es posible vivir de las rentas con la inversión inmobiliaria? Yo lo he conseguido y te voy a contar cómo hacerlo tú mismo.

La historia que me llevó a vivir de las inversiones inmobiliarias

Lo primero que quiero que sepas es que ni soy millonaria ni nadie me ha regalado nada de lo que tengo. Soy una simple trabajadora que me he buscado la vida para vivir mejor a partir de mis propios recursos.

Vivir de las inversiones inmobiliarias no está reservado para personas con gran poder adquisitivo, probablemente ellas ya tengan otro medio para obtener ingresos pasivos. Lo que sí te puedo contar es que cualquier persona de clase media, con un ingreso recurrente, puede vivir de las rentas de inmuebles, igual que yo. Jubilarse a los 47, también.

Esto no va a ocurrir de la noche a la mañana, en mi caso me llevó años conseguirlo, de hecho, es este año, 2023, el año en el que he decidido dar ese último paso para vivir, todavía más, de mis inmuebles, trabajar menos y disfrutar de la vida que me he ganado con mi esfuerzo durante años anteriores.

Fue un día hablando con las mamás del colegio de mis hijos. Tomando un café con ellas cuando una comentaba que se había comprado un piso y estaba camino de comprar otro. «Madre mía, más hipotecas para qué»_ pensé yo. Lo que me contó en aquella conversación me hizo volar la cabeza e imaginarme más o menos como estoy ahora, con tranquilidad financiera.

Fui a casa, hice mis cálculos (soy asesora y lo de hacer números es cosa mía) y empecé a trazar mi plan de jubilación. Tendría unos 32 años cuando esto ocurrió y me acuerdo como si fuera ayer. Comprar un piso, pagar la hipoteca y con el dinero del alquiler aún me sobraría para algún que otro capricho.

Y así empezó todo. No es fácil plantearse comprar un inmueble y sobre todo cuando ya tenía una hipoteca, la de mi vivienda habitual. Como te dije antes, yo no era más que una trabajadora, con asesoría propia sí, pero trabajadora al fin y al cabo con un sueldo igual que la media. Pero bien, los números no fallan y veía la operación viable, así que me lancé. El mismo día que hice la compra de mi primer inmueble de inversión, ya firmé el alquiler.

Increíble. Me había hipotecado y en lugar de gastar en la cuota de cada mes, estaría ingresando dinero. El ideal de toda inversión inmobiliaria.

Pero, mi mente no paraba en su empeño de hacerme imaginar una y otra vez como sería mi vida viviendo de las inversiones inmobiliarias, todavía me quedaba muy lejos ese sueño. Es por eso que no tardé en realizar una segunda compra. Otro piso, cercano a la población donde yo misma residía y que también conseguí alquilar a la vez que lo compraba.

Meterse en este mundo, en mi caso, supuso invertir tiempo en averiguar los precios de cada zona, de cada barrio, de cada tipo de propiedad. Saber por cuánto comprarla y por cuánto podría alquilarla. Además, debido a mi profesión, ya tenía conocimientos para saber calcular si una hipoteca me iba a salir rentable e incluso planificar su cancelación anticipada. Una de las cosas a plantearnos si queremos realmente vivir de las inversiones inmobiliarias.

Educación financiera para vivir de las inversiones inmobiliarias

Tal y como te decía, en mi caso, ya vengo de una profesión muy vinculada a las inversiones, pero aun así, tuve que terminar de formarme y aprender todavía más sobre las hipotecas, rentabilidades y sobre todo, del sector inmobiliario. Hoy en día cuento con una agencia en quien derivo todo, desde los alquileres vacaciones hasta la gestión de cada propiedad. Pero al inicio, era yo sola la que llevaba todo.

Y está bien, pero me habría gustado que alguien me explicara todo sobre este mundo para haber ido más rápido. Cuando no tienes apoyo (y en aquella época no había tanta información accesible como ahora) todo es más lento, pero igualmente, sea como sea, la experiencia me ha traído hasta aquí.

Si tuviera que modificar algo de lo que hice en el pasado, sería la oportunidad de contratar a un experto y evitar alguna que otra metedura de pata que te he contado en otros posts de mi blog. Todo solucionable, pero doloroso en el momento, tanto emocional como económicamente.

  • No todas las propiedades pueden darte la misma rentabilidad.
  • No todas las zonas, provincias y ciudades son iguales para realizar tus cálculos.
  • No siempre comprar en mano y sin hipoteca es la mejor de las opciones.

Son las tres claves que destaco por encima de todas las demás en este mundo de las inversiones en inmuebles. Necesitas educación financiera y un buen profesional que te ayude a hacerlo mejor y en menos tiempo.

¿Cuándo es un buen momento para invertir en propiedades para alquilar?

Con las tasas de interés en mínimos históricos y los precios de la vivienda al alza, ahora (y me atrevo a decir que siempre) es un buen momento para invertir en propiedades de alquiler. No solo puedes generar ingresos pasivos a partir del alquiler, sino que también puedes beneficiarte de la apreciación del valor de la propiedad a lo largo del tiempo. Además, las propiedades de alquiler brindan una cobertura contra la inflación, ya que los alquileres tienden a aumentar. Esto es así a lo largo de los años y no cambia, puedes ver números y comprobar tú mismo, que, históricamente, el valor de un bien inmueble, siempre tiende al alza.

Aprender a negociar la compra de un inmueble

Tengo tres ofertas ahora mismo. Yo te enseño el piso, pero, puede que me lo compren enseguida. Frases como esta seguro que te suenan si alguna vez has ido a visitar un inmueble en venta. Yo ya he aprendido a detectar cuando es real y cuando me lo dicen para meterme prisa. Sea mejor o peor práctica, lo ideal es saber hasta que punto es eso cierto. Basta con una visual por Internet antes de visitar el inmueble para averiguar si está en venta en diversas inmobiliarias y desde cuánto tiempo. Eso ya te indica muchas pistas sobre su posible salida al mercado.

El destino de tu compra también es importante. No es lo mismo comprar para ti mismo que comprar para alquilar, así que debes saber también si la zona donde compras tiene mucha o poca oferta de alquiler. Así podrás saber la posible rentabilidad.

A partir de aquí, negociar, si o si, una compra venta requiere destreza y conocimiento del sector en el que te mueves. Una vez más: fórmate y lo tendrás más claro.

¿Cuántas propiedades necesitas para vivir de las inversiones inmobiliarias?

La cantidad de pisos que necesitas para vivir de los ingresos de bienes inmuebles depende de tus objetivos financieros y del mercado de alquiler en cada área. Algunos inversores prefieren comenzar con una sola propiedad de alquiler y construir gradualmente su cartera con el tiempo. Algo que yo misma te aconsejo planificar y partir siempre de una base: tu objetivo y tu realidad financiera.

Otros invierten en múltiples propiedades desde el principio. En última instancia, la cantidad de pisos que necesita para lograr la libertad financiera dependerá de sus objetivos financieros a largo plazo.

Obligaciones y «deberes» si quieres vivir de las rentas inmobiliarias

No es cierto que invertir en inmuebles sea coser y cantar, pero casi. Has de tener en cuenta una serie de obligaciones formales y otras de pura lógica, tales como mantener tus propiedades en perfecto estado, asegurarlas e incluso reformarlas antes de que puedan generarte ingresos. En todo caso, como todo, requerirás de una planificación óptima de recursos y como no, de un estudio adecuado a tus pretensiones económicas y tu realidad como futuro inversor.

De ganar un sueldo a jubilarse y vivir de las inversiones inmobiliarias

En mi caso he tardado unos 16 años en hacerlo posible, pero estoy segura de que, si lo hiciera ahora, sabría exactamente cómo minorizar este tiempo y reducirlo como mínimo a la mitad. Claro está que cuando te cuentan la película, o lo que es lo mismo, cuando te dicen el camino, es más fácil seguirlo.

Escribo estas líneas desde un apartamento en Platja d’Aro que acabo de adquirir. Seguramente no sea lo último que compre, pero a día de hoy puedo afirmar que se puede vivir de las inversiones inmobiliarias. Jubilarse a los 47 años ya no es un sueño, es una realidad.

inversiones-inmobiliarias

Accede al test de diagnóstico gratis

Entender si puedes invertir y qué necesitas para hacerlo es lo más importante antes de intentar saltar al mercado inmobiliario por ti mismo. Con este test, descubrirás si, tus conocimientos y situación actual son idóneos para empezar a invertir y establecer una estrategia inversora que te aporte la máxima rentabilidad.